Estas Leyendo: Home » Poesia » ¡Mi papá!



Cuando mi mundo era
el vientre de mamá,
aunque yo no viera
tú mirabas desde allá,
ponías tu mano
para descansar,
y arrullabas mi sueño
para no llorar,
en tu almohada dormía
cubierta de paz,
y siempre despierto
te encontrabas papá.

Desde la infancia
me empezó a consolar
tu tierna mirada
y tu forma de amar,
que acariciaba mi alma
cuando solía llorar.

Cuando hambre tenía
no supiste negar
tu amor ni comida,
¡Oh mi tierno papá!,
me llevabas en brazos
y aprendí a caminar,
con amor de tu mano
sostenías mi andar.
















© 2011 ConPoder.com · Powered by WordPress