Estas Leyendo: Home » Preguntas/Respuestas » ¿Cómo pueden ser contestadas las oraciónes?

Para tener una vida de oración consistente y efectiva, la persona tiene que ser un creyente, Juan 9:31. Las promesas numerosas de respuestas a la oración, dejan claro que la persona que está orando es un hijo de Dios genuino, a través de la fe en Jesucristo como Señor y Salvador. Esto no quiere decir que Dios nunca responde a las oraciones de los pecadores. Muchísimas veces El se revela a los incrédulos escuchándoles sus plegarias desesperadas. Pero los casos son excepcionales.

Una segunda condición para que la oración sea contestada, es que la persona no puede tener en su vida, pecados aún sin confesar, Salmos 66:18. Ella debe estar caminando en perfecta comunión con el Señor, así como permanecer en Cristo, Juan 15:7. Esto es algo que la persona no puede lograr si está cultivando iniquidad en su corazón. Tampoco puede permanecer en Dios si ha estado desobedeciéndole en áreas acerca de las cuales El ha hablado claramente en su Palabra, Juan 15:10 (permanecer es obedecer).

Aquí hay unos pocos ejemplos de pecados que obstaculizan a Dios para que conteste nuestras oraciones: falta de voluntad para perdonar a otros, Mateo 5:23-24; 6:15; Marcos 11:25; pidiendo egoístamente, Santiago 4:3; relaciones matrimoniales sin armonía, 1 Pedro 3:6-7; cualquier desobediencia, 1 Juan 3:22; falta de compasión hacia los pobres, Proverbios 21:13; e idolatría, Ezequiel 14:3, además llamada codicia en la Palabra de Dios; un pecado rampante entre los creyentes modernos. ¡Y existen otros! Uno de los beneficios directos de una vida santa es una vida de oración efectiva

La persona debe orar con fe, Mateo 9:28, 21:22: Santiago 1:6. Ella debe creer que Dios tiene la voluntad y capacidad para responder, y que no existe nada demasiado difícil para Él. Esta creencia no es una teoría generalizada para ser sostenida, sino una creencia en lo relacionado a las oraciones particulares que son presentadas. La persona debe creer que Dios hará lo que El ha prometido y que El premia a los que le buscan con diligencia, Hebreos 11:6.

También debe acercarse a Dios de corazón, lo cual quiere decir que debe hacerlo con sinceridad, Hebreos 10:22. Por ejemplo, no es sincero el pedirle a Dios que haga lo que la persona misma puede hacer. Orar para ser más obediente para con Dios, o para tener más consistencia en una vida devocional diaria, son ejemplos de falta de sinceridad en las oraciones. También es insincero orar para que ciertos individuos en una audiencia reciban un mensaje.

Algunas personas tratan de arreglar argumentos, mover la opinión pública, o tener la palabra final con alguien a través de oraciones. Tales oraciones insinceras no se eleven más allá del techo, y ¡francamente debemos alegrarnos! Es algo falto de sinceridad orar cuando solamente se están articulando palabras. “No hay nada más inaceptable para Dios que el continuar hablando después de haber dejado la oración atrás.” (Dr. South, mencionado por Bridges en un libro en Eclesiastés).

El debe orar en el nombre del Señor Jesucristo, Juan 14:13-14; 16:23.

Wiliam Mac Donald


















© 2011 ConPoder.com · Powered by WordPress