Estas Leyendo: Home » Estudios Biblicos » Breve bosquejo del libro de Salmos

El libro Salmos es en realidad la reunión de cinco libros que forman una colección de himnos y oraciones divinamente inspirados, por medio de los cuales el pueblo israelita hablaba a Dios. Estos cinco libros en su conjunto son también popularmente conocidos como “los salmos de David”, sin embargo, sólo casi la mitad de ellos fueron escritos personalmente por David, 49 son anónimos y los restantes se atribuyen a Salomón, Asaf, los hijos de Coré, Etán y Moisés. Cada libro concluye con una alabanza a Dios.

Durante siglos el libro Salmos ha resultado el libro devocional por excelencia para judíos y cristianos de todas las confesiones, y se considera –desde el punto de vista literario– la colección de poesía religiosa más grandiosa que se ha escrito hasta nuestros días.

Las vivencias humanas están reflejadas en los salmos, ya que muestran las emociones, deseos y sufrimientos experimentados por el pueblo escogido por Dios. Existen oraciones individuales que expresan los íntimos sentimientos de una persona, así como rezos comunes que expresan las ansias y los deseos de toda la nación israelita. Los temas fundamentales mencionados en este libro son: Jehová, la creación, la Ley y el futuro del pueblo de Israel con sus sentimientos de pena, gozo y duda. Puede decirse que los salmos son verdaderas profecías de lo que habría de suceder por mandato de Dios, como lo vemos expresado en el Salmo 22:1 que es la expresión más angustiosa y más triste de toda la Biblia, ya que nos da a conocer el sentimiento de Jesús cuando le expresó al Padre Celestial su santísima congoja: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”

El libro Salmos nos revela a los cristianos a Jesucristo como Mesías y como Juez, es decir, desde la espera del cumplimiento del juramento de Dios (Salmo 132:11) hasta la recompensa que Dios dará a sus seguidores cuando venga a juzgar a la tierra (Salmo 96:13).

Entre los salmos encontramos diversos tipos, como son: himnos de adoración y alabanza a Dios (33); plegarias en demanda de auxilio, seguridad y liberación (44); expresiones de arrepentimiento, confesión de culpas y suplicas de perdón (32); cánticos de gratitud por las bendiciones divinas (116); así como peticiones de castigo para los enemigos (137: 7-9), lo cual está de acuerdo con los conceptos judaicos, pero que para nosotros, cristianos que nos hemos identificado con el Cristo rechazado, humillado y crucificado, de ninguna manera es el clamor apropiado, pues nosotros confiamos en Dios y dejamos a Su mano la decisión sobre nuestros enemigos (Lucas 9: 52-56).

Las cinco secciones de que consta el libro “Salmos” se componen de 150 Salmos distribuidos de la siguiente forma:

Libro Primero:         Salmo 1 al 41

Libro Segundo:        Salmo 42 al 72

Libro Tercero:         Salmo 73 al 89

Libro Cuarto:          Salmo 90 al 106

Libro Quinto:           Salmo 107 al 150

Fernando Torres
















© 2011 ConPoder.com · Powered by WordPress