Estas Leyendo: Home » Sectas y Religiones » Conociendo El Islamismo

image_print

islamIslam es el nombre de la religión. Entre otras cosas, esta palabra significa “sumisión” o “paz”, entendiéndose por paz el concepto del Islámico de la sumisión a Alá.

Musulmán es el término para designar a un seguidor del Islam.

Un Musulmán es aquel que se ha sometido a la voluntad de Alá. Para convertirse en Musulmán no hace falta participar en ninguna ceremonia. Todo lo que se necesita hacer es decir: “No existe otro dios sino Ala y Mahoma es su profeta.

Cuando alguien declara estos dos principios fundamentales del Islamismo, es considerado Musulmán. A partir de aquí, esta persona tendrá todos los derechos consagrados en la ley Islámica y también estará obligado a cumplir con todas las responsabilidades de la ley Islámica.

El Islam es una de las religiones de más rápido crecimiento en el mundo. Ha llegado a ser la religión mayoritaria en muchos países del mundo. Hace algunos años se estimaba que sus adherentes superaban el billón. Es decir que casi uno de cada seis habitantes del planeta es Musulmán.

El personaje más importante en el Islam es Mahoma, nombre que significa “El alabado”. Sin embargo a los Musulmanes no les agrada que se les llame Mahometanos, porque según ellos, este calificativo insinuaría que son adoradores de Mahoma, lo cual no es así, ya que ellos adoran a Alá.

Para los Musulmanes, el Islam es la religión universal. Creen que ha existido desde siempre, aún antes de que Mahoma entre en escena.

De modo que los Musulmanes no hablan de haber fundado el Islam sino solamente de haberlo restaurado. Mahoma nació en La Meca, en lo que hoy es Arabia Saudita, allá por el año 570 DC. Su padre, fue Abdula y su madre Amina. En edad adulta, Mahoma se casó con una mujer viuda 15 años mayor que él, llamada Khadijah, oriunda de La Meca.

Entre los dos tuvieron seis hijos, cuatro mujeres y dos varones. Después de la muerte de su esposa, Mahoma tomó otras mujeres. En total, llegó a tener 15 mujeres. Una de ellas tenía apenas diez años cuando se casó con Mahoma. Se atribuye a esta mujer la declaración que a Mahoma le gustan tres cosas: Mujeres, perfumes y comida.

Según los Musulmanes, estos múltiples matrimonios de Mahoma se debieron a razones políticas, y de misericordia hacia las viudas que perdieron sus maridos en defensa de la comunidad Islámica.

Mahoma fue un hombre introvertido. Acostumbraba retirarse a una cueva cada año para meditar. Fue en esa cueva, en el mes de Ramadán, el mes noveno del calendario Islámico, donde recibió las revelaciones que constituyes el Quran o Corán, el texto sagrado de los Musulmanes.

Acerca de esto, el autor Josh McDowell afirma lo siguiente: Así como los judíos creen en el Antiguo Testamento, y los cristianos ponen su fe en el Antiguo Testamento y en el Nuevo Testamento, los Musulmanes creen en el Qurán, generalmente llamado Corán, como la palabra divina de Dios.

Este libro, que contiene las supuestas revelaciones dadas por Dios a Mahoma, se divide en 114 capítulos o suras. Los seguidores de Mahoma escribieron el Qurán poco después de su muerte.

Para los Musulmanes, el Qurán es la última palabra de Dios para el mundo. El Qurán declara que tanto el Antiguo Testamento como el Nuevo Testamento son igualmente inspirados por Dios, pero que han sido alterados por judíos y cristianos respectivamente.

En cualquier lugar donde entren en conflicto la Biblia y el Qurán, la Biblia está equivocada y el Qurán tiene la razón. Hasta aquí la cita de Josh McDowell.

En cuanto a las creencias del Islam, Harold J. Berry afirma lo siguiente: Los Musulmanes creen en lo que ellos llaman los Cinco Pilares. Estos pilares son: Recitar el credo, orar, ayunar, dar limosnas y hacer peregrinación a La Meca.

El credo es: No existe dios sino Alá y Mahoma es su profeta. Algunos creen que si se recita este credo, aún si la persona que lo hace no entiende lo que está diciendo, es suficiente para ser considerado Musulmán.

Otros en cambio dicen que para ser considerado Musulmán es necesario recitar este credo en Árabe con el dedo pulgar derecho hacia arriba.

Los Musulmanes ofrecen sus oraciones cinco veces al día mirando en dirección de La Meca. Guardan ayuno desde el amanecer hasta el anochecer, durante el mes de Ramadán, el mes cuando supuestamente Gabriel entregó el Qurán a Mahoma. Dar limosna es muy importante para los Musulmanes. Deben contribuir para los necesitados con al menos 2 y medio por ciento de sus ingresos anuales. Todo Musulmán debe hacer al menos una peregrinación a La Meca alguna vez en su vida, esto siempre y cuando esté en capacidad mental, física y financiera de hacerlo.

En cuanto a la fuente de autoridad de los Musulmanes, ya se ha indicado que es el Qurán o Corán, el cual, según los Musulmanes fue dictado a Mahoma por el ángel Gabriel y más tarde fue registrado por escrito en Árabe.

El Qurán es altamente respetado y reverenciado por los Musulmanes. Jamás se atreverían a tocarlo sin antes haberse lavado y purificado. Al leerlo, lo hacen con gran cuidado y respeto, sosteniéndolo siempre por arriba de la cintura.

En tamaño, el Qurán es algo más pequeño que un Nuevo Testamento. Está dividido en “suras” o capítulos, que paulatinamente se van haciendo más cortos a medida que se va acercando al final. Los que están al último son las primeras revelaciones que recibió Mahoma, de modo que para tener una idea cronológica de su contenido es necesario comenzar por el último y terminar en el principio.

Los Musulmanes consideran al Qurán como la perfecta revelación de Dios. Realmente creen que es la fiel reproducción del original esculpido en tablas de piedra que reposan en el cielo desde la eternidad pasada.

A diferencia de la Biblia, la cual ha sido libremente traducida y reproducida en muchos idiomas, los Musulmanes creen que el Qurán no puede ser expresado en forma adecuada en cualquier otra forma escrita aparte del Árabe.

Además del Qurán, los Musulmanes también creen en las tradiciones sobre Mahoma. Creen que Mahoma fue dirigido por Dios en todo lo que dijo e hizo, de modo que dependen de estas tradiciones para saber lo que ellos deben decir y hacer, no importa si se trata de asuntos personales, políticos, sociales y religiosos.

Para que Usted aprecie las diferencias entre la Biblia, y el Qurán es necesario mencionar que la Biblia consta de 66 libros. Los manuscritos originales fueron escritos en un periodo de 1600 años por al menos 40 autores a quienes Dios inspiró para registrar exactamente lo que Él quería. Moisés fue inspirado para escribir el Pentateuco, o los cinco primeros libros de la Biblia, alrededor del año 1500 antes de Cristo y el apóstol Juan fue inspirado para escribir el libro de Apocalipsis casi al final del primer siglo después de Cristo.

El Cristianismo considera que los escritos originales están absolutamente libres de cualquier error. Note lo que dice 2 Timoteo 3:16: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para reargüir, para corregir, para instruir en justicia”

Los 39 libros del Antiguo Testamento fueron escritos en Hebreo, y una mínima porción en Arameo. Los 27 libros del Nuevo Testamento fueron escritos en Griego.

En cuanto al concepto Cristiano de la Trinidad, los Musulmanes la rechazan frontalmente. Creen que esta doctrina es politeísta, es decir la creencia en más de un Dios.

En esto, tienen la misma creencia que los Judíos ortodoxos. Algunos piensan que el concepto musulmán de Alá y el concepto cristiano de Jehová son idénticos con la única diferencia que el nombre para Dios de los Musulmanes es Alá y el nombre para Dios de los Judíos es Jehová.

Pero los que conocen profundamente ambas religiones no lo ven así. Existen algunas similitudes, pero también existen diferencias irreconciliables. De ninguna manera se trata de la misma persona con dos diferentes nombres.

Los Musulmanes nunca hablarían de Alá en términos de Padre, porque según ellos, esto haría que ellos sean sus Hijos e inclusive iguales a él. Por esta razón no hablan jamás de que son hijos de Dios. Dicen que si Dios tuviera hijos necesitaría tener una esposa.

En lugar de verse a ellos mismos en una relación padre-hijo con su dios, se ven más bien en una relación de amo-esclavo con su dios. Según los Musulmanes, a Dios no se le puede conocer de manera personal; así que la meta del Islam es obedecer a Alá, no conocerlo.

En cambio en la Biblia se ve que Dios es personal, capaz de ser conocido y capaz de establecer una relación de intimidad con el hombre. El Antiguo Testamento insinúa que Dios es una Deidad en pluralidad, y en el Nuevo Testamento se confirma esta idea cuando se hace claro que en la unidad de la Deidad existen tres personas diferentes, de la misma esencia, pero no son tres dioses sino un solo Dios.

La Biblia Dice.






© 2014 ConPoder.com · Powered by WordPress