Estas Leyendo: Home » Jovenes » Después de una ruptura amorosa

Es muy probable que no vuelvas a creer en el amor y decidas vivir solo/a

Muchas veces se subestima lo que un quiebre amoroso puede provocar en nuestra vida, pudiendo producir mucho dolor, angustia, soledad, tristeza y amargura. De hecho, generalmente luego de una ruptura (ya sea de una relación duradera o no) existe un periodo de duelo, tal y como cuando fallece alguien. Y es cierto, tal vez no tan dramáticamente como un fallecimiento…pero muere un “plan”, muere un “proyecto” y a ese también hay que llorarlo, sufrirlo y superarlo.

No creo que lo que escriba sea ajeno para alguna/o de ustedes. No importa la edad, no importa la cultura, una ruptura amorosa es un quiebre amoroso aquí en Sudamérica como lo es África o Etiopía, hay personas involucradas y, querámoslo o no, hay alguien que sale (más) dañado. Y no hablo por lo que me han contado, hablo por lo que me ha tocado vivir. Sí, a mí también me han roto el corazón, también he tenido que sepultar seis pies bajo tierra un proyecto de vida y sé lo difícil y duro que es ese proceso. Duele. Duele por mucho tiempo.

Ahora bien, lo difícil viene después de que este dolor se pasa y sentimos que nuestro corazón está cicatrizado, o al menos en proceso. Lo difícil es volver a amar, volver a creer, volver a soñar, volver a hacer planes, volver a “entregarse” (no en un sentido físico, sino mucho más emocional) a otro/a que escribe una nueva historia a nuestro lado. Más difícil aún es cuando te vuelven a romper el corazón. Si esto ocurre un par de veces semi consecutivas, es muy probable que no vuelvas a creer en el amor y decidas vivir solo/a o bien, no comprometerte ni vincularte afectivamente con nadie. Es una opción, pero no podemos olvidar que alguien que no ama no trasciende, y sin trascendencia…no hay vida.

Yo sé que es difícil romper las murallas de la fortaleza que construiste alrededor tuyo para protegerte de los posibles daños. Sé que es MUY difícil volver a confiar cuando la persona en quien tú más confiabas te falla… ¡pero te tengo una excelente noticia! Hay alguien que JAMÁS te va a romper el corazón, que lo va a llenar y te va a dar la fuerza para continuar, para ser capaz de creer nuevamente en el regalo del amor, quien hará que renazca todo lo que creíste que ya estaba sepultado.

Él no está demasiado ocupado como para no ver nuestros corazones rotos, Él se refiere al amor como algo extremadamente profundo y que es capáz de entregar hasta el último día de nuestras vidas. Dios es el perfecto amor, quien lava nuestro corazón para volver a amar y cura nuestras heridas. Él es quien nos dice que un corazón roto significa que al menos lo intentamos. Él es quien nos da la capacidad de amar a otros cuando sentimos que primeramente lo amamos profundamente a Él.

Él es Dios, y te amará con amor eterno. Nunca te abandonará, nunca dejará de cumplir Su palabra y nunca, pero NUNCA te va romper el corazón.

¿Quieres vivir la mejor historia de amor de tu vida? Déjate amar y restaurar por Él, permítele que atraviese esas fortalezas y hará el “trabajo sucio” y no te preocupes de construir nuevas murallas, porque Él te rodea con Sus brazos para que nada te pase. ¿Lo quieres intentar de nuevo?

 Autora: Poly Toro


















© 2012 ConPoder.com · Powered by WordPress