Estas Leyendo: Home » Vida Cristiana » Dios te esta llamando… ¿Lo escuchas?

¿Alguna vez escuchaste la voz de Dios? Dios nos habla de diferentes maneras. Una de las formas en la que él nos puede hablar es a través de una voz interna. Esta voz nos habla y nos dirige en las cosas que debemos hacer. Dios también puede hablamos por medio de un sueño. Lo vemos en la Biblia, en la vida de José.

Puede hablamos por medio de alguien, como un predicador o un profeta que nos da un mensaje de parte de Dios. Otra manera es por medio de lo que leemos en la Palabra. Su palabra nos habla cada vez que la leemos y nos muestra qué dirección tomar en cada cosa que hacemos. Por supuesto, Dios puede hablamos con voz audible. En la Biblia leemos la historia de un joven que escuchó la voz de Dios. Sin embargo, no la reconoció.

En el primer libro de Samuel, en el capítulo 3, se nos relata la historia de Samuel. Los padres de Samuel lo llevaron desde temprana edad a que sirviera a Dios en el templo. Él fue entregado al servicio y la guía del sacerdote Elí. Éste se convirtió en su maestro. Samuel tenia un privilegio muy grande, ya que dormía en el templo al lado del Arca del Pacto, El Arca del Pacto era el lugar donde la presencia de Dios habitaba- Podríamos decir que Samuel dormía al lado de la presencia de Dios. ¡Qué joven tan privilegiado al dormir al lado de Dios!

Una noche, cuando Samuel se acostó para descansar, Dios lo llamó por su nombre. “Samuel, Samuel”, Dios le habló. Necesitamos entender algo, Dios nos llama por nuestro nombre. Desde antes que naciera, ya Dios te conocía por nombre y cuando te llama, lo hace por tu nombre. Esto es admirable, ya que hay billones de personas en la tierra y a cada una de ellas Dios la conoce por nombre, Tenlo por seguro que él te conoce y te llama por nombre.

En el momento en que Samuel escuchó su nombre, se levantó y se fue a presentar delante de su maestro. Se puso a sus órdenes y le preguntó si él lo llamó. Eli respondió que no, y lo mandó recostarse y descansar. La segunda vez, Dios volvió a llamarlo por su nombre. Samuel volvió nuevamente junto a su maestro y se puso a sus órdenes. Una vez más. Eli le comentó que él no lo llamó y que regresara a descansar. ASÍ pasó tres veces.
Lo que tenemos que observar es que Dios era el que llamaba y Samuel no lo conocía. A pesar de que a diario vivía al lado de su presencia, Samuel no conocía su voz. Lo triste de esto es que hay miles de jóvenes que viven en la iglesia, no se pierden ni una reunión y participan en todos los eventos eclesiásticos, A pesar de todo esto, no conocen la voz de Dios. Tú puedes pasar toda la vida metido en la religión y no conocerlo ni llegar a tener una relación correcta con Dios

En la vida de Samuel tuvo que ocurrir algo para que él pudiera escuchar la voz. La Biblia dice que en 1 Samuel 3.18, que la Palabra se le reveló y fue iluminado. Tenemos que entender que la única manera de escuchar y confirmar la voz de Dios es por medio de su Palabra. No podemos vivir de una emoción que nos lleva a hacer cosas que pensamos que son de Dios y no están de acuerdo a la Palabra.

Me encontré con una persona que literalmente tenía un devocional intenso diariamente. Su devocional consistía de dos  horas de oración diarias y una o dos horas de lectura, las veces que tenía tiempo para leer. Hablando con él me di cuenta que era un joven muy lleno de emociones, no de convicciones. Todo lo que él hacia estaba basado en lo que sentía que Dios le decía. La verdad es que entre más conversaba con él más me daba cuenta que le faltaba mucho conocimiento de la Palabra de Dios. Él tenía tantas dudas sobre su estilo de vida y decisiones, como qué tenía que hacer el noviazgo. la carrera, el futuro, los estudios, las metas, etc. Me di cuenta que Dios lo estaba llamando, pero el no distinguía su voz. Todo lo que Dios nos dice debe estar respaldado por su Palabra. Es la razón por la cual nos la dejo, para que pudiéramos usarla, entenderla y escuchar su voz. Samuel no entendió que Dios lo llamaba hasta que tuvo una revelación de la palabra divina. Tú no podrás escuchar a Dios y ser guiado por él hasta no tener la reveladón de su Palabra.

¿Qué fue lo que pasó después que Samuel tuvo esta revelación? Vemos que entendió que el que lo llamaba era Dios. Pudo reconocer la voz divina. Desde ese momento. Dios le permitió a Samuel llegar a ser su profeta. Alguien que entendió lo que Dios quería para su vida-Vemos que Samuel llegó a ser uno de los profetas más reconocidos del Antiguo Testamento y una persona muy respetada por todos.

Él fue clave para que el propósito de Dios se llevará a cabo en su tiempo. Dice la Biblia que él creda en gracia día a día y Dios prosperaba todo lo que él haría.

Estoy convencido de que Dios quiere que tú escuches su voz para este tiempo. El problema es que Dios te habla, sin embargo tú vas a otros lugares a buscar su voz. Samuel fue varias veces a Eli preguntando si él lo llamaba.

Quizás estás buscando oír la voz de Dios y sigues preguntado a profetas, pastores, maestros, líderes o evangelistas si ellos tienen un mensaje de Dios para ti. Quizás buscas escuchar a Dios solamente en el campamento de verano, en la convención, reunión, campaña evangelistica, etc. Sin duda, Dios usa a nuestros líderes y ministros para damos un mensaje, pero tenlo por seguro que él te está hablando diariamente por su palabra. Él está a tu lado día tras día y te llama por tu nombre. Lo único que tienes que hacer es encontrar a Dios por medio de su palabra revelada a tu vida (1 Samuel 3.21).

Por: Victor Cárdenas


















© 2010 ConPoder.com · Powered by WordPress