Estas Leyendo: Home » Sectas y Religiones » El mormonismo examinado

image_print

Tengo muchos amigos mormones. Trabajé con algunos por un año. Rechazaban el tabaco, el alcohol, el té, y las bebidas cafeinadas. Eran amables, hospitalarios, y dedicados a sus familias. Vivían económicamente. Los jóvenes planeaban servir como misioneros, pagando los gastos ellos mismos.

Por lo general, admiro las vidas de los mormones. Y casi me asombro de su celo religioso. Pero yo quisiera que conocieran el fondo de su religión.

Tal vez tú preguntas: ¿El fondo de su religión? ¿Por qué dices esto?

Lo digo porque son mis amigos. Y me parece que sus líderes no les han dicho la verdad acerca de su religión. Por eso, yo quiero decírsela a todos en este tratado. En una obra tan pequeña voy a poder tratar sólo unos pocos puntos del mormonismo. Trataré de escoger los puntos que descubren ese fondo tan bien oculto a los ojos del mormón ordinario.

La historia de los mormones

José Smith, según cuenta en sus escritos, recibió su llamamiento en 1823 por medio de una visión. En ella él entendió que Dios Padre y Dios Hijo no se complacían de la iglesia cristiana de aquel entonces. Entendió que Dios lo había escogido para restaurar el verdadero cristianismo.

En sus escritos Smith también cuenta como recibió de un mensajero celestial llamado Moroni unas fabulosas planchas de oro en el año 1827. Según él dice, Moroni también le dio el “Urim y Tumim”. Esas dos piedras, aseguradas a un pectoral, de alguna manera las usó Smith para traducir al inglés “el egipcio reformado” escrito en las planchas. Supuestamente Smith devolvió las planchas de oro a Moroni. De esta manera nadie puede verificar su traducción. Además, hasta hoy nadie ha podido encontrar ninguna evidencia de que existiera el egipcio reformado, y todos los expertos de buena reputación lo han rechazado como mitológico.

La traducción fue publicada primeramente en 1830 como El libro de Mormón. El 6 de abril de ese mismo año se fundó el movimiento que por fin fue llamado La iglesia de Jesucristo de los santos de los últimas días.

Poco después, el núcleo de esta iglesia se trasladó del estado de Nueva York al de Ohio (EE.UU.). ¿La razón principal? La extrema impopularidad de Smith y sus revelaciones entre los que lo conocían bien y consideraban su nueva religión un engaño.

En Ohio también surgió oposición y hubo hasta violencia y matanzas. Después Smith se estableció en el estado de Illinois, edificando allí una nueva ciudad poblada por mormones.

En 1844 José Smith y su hermano Hyrum fueron encarcelados en Carthage, estado de Illinois, para esperar su juicio por la destrucción de una publicación antimormónica. Pero el 27 de junio de este año, unas doscientas personas atacaron la prisión y brutalmente asesinaron a los dos hermanos Smith, forzando sobre su cabeza la corona indeseada de martirio. De allí la mayo¬ría de los mormones aceptaron el liderazgo de Brigham Young. (No todos aceptaron a Young, y los mormones se dividieron en varios grupos, los cuales existen hasta hoy. En este tratado veremos sólo el grupo que siguió a Young, ya que es el grupo más grande e influencial.)

Enfrentando una creciente oposición, especialmente a la práctica de la poligamia, en 1847 Young llevó la primera banda de mormones al valle del Gran Lago Salado, en el futuro estado de Utah (EE.UU.). Allí sirvió como el segundo presidente de la iglesia hasta su muerte en 1877. Un administrador capaz, Young contribuyó grandemente al crecimiento de la nueva iglesia.

“La Biblia” de los mormones

Los mormones aceptan la Santa Biblia como parte de la palabra de Dios “en cuanto sea correctamente traducida”.1 A ella han añadido otros tres libros: Doctrina y convenios. La perla de gran precio, y El libro de Mormón. Estos tres, con la Biblia, forman lo que ellos llaman la escritura autorizada. Los mormones llaman El libro de Mormón “otro testamento de Jesucristo”. (Es decir, otro además del Nuevo Testamento de la Santa Biblia.)

El libro de Mormón narra la supuesta historia de dos civilizaciones. Alrededor de 600 A.D., una de ellas viajó de Jerusalén a Sudamérica. Andando el tiempo, este grupo se dividió en dos campos guerreros —los nefitas y los lamanitas. A causa de sus hechos malvados, los lamanitas fueron malditos con pieles oscuras. Según El libro de Mormón, Cristo visitó el continente americano, se reveló a los nefitas, les predicó el evangelio, e instituyó el bautismo y la santa comunión.

¿Debemos aceptar los libros sagrados de los mormones?

¡No! No existe ningún respaldo histórico para las declaraciones fabulosas sobre los nefitas y los lamanitas. Además, estos libros, como vamos a ver, contradicen en muchos puntos la clara enseñanza de la Biblia. Y la Biblia dice:

Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.2

Las escrituras sagradas de los mormones se contradicen

Aquí pudiéramos dar muchos ejemplos, pero basta con dar uno. Por un lado, El libro de Mormón prohíbe la poligamia (la costumbre de un hombre tener más de una esposa):

Por tanto, hermanos míos, oídme y escuchad la palabra del Señor: Pues entre vosotros ningún hombre tendrá sino una esposa; y ninguna concubina tendrá él; porque yo, el Señor Dios, me deleito en la castidad de las mujeres. Y las fornicaciones son una abominación para mí; así dice el Señor de los Ejércitos.3

Pero por otro lado, las escrituras mormónicas dan lugar a esa práctica pervertida:

Y además, tocante a la ley del sacerdocio: Si un hombre se casa con una virgen y desea desposarse con otra, y la primera consiente, y él se casa con la segunda, y son vírgenes, y no han dado su palabra a ningún otro, entonces queda justificado; no puede cometer adulterio, porque le son dadas a él; pues no puede cometer adulterio con lo que le pertenece a él y a nadie más. Y si le son dadas diez, vírgenes por esta ley, no puede cometer adulterio, porque a él le pertenecen y le son dadas; por tanto, queda justificado. 4

La historia confirma ampliamente que los primeros mormones permitieron la poligamia. Muchos mormones, incluso José Smith, tuvieron más de una esposa. Y no sólo eso, el mismo José Smith afirmó que lo que él escribió era un convenio eterno, y que el que no lo cumplía sería condenado eternamente:

Porque he aquí, te revelo un nuevo y sempiterno convenio; y si no lo cumples, serás condenado, porque nadie puede rechazar este convenio y entrar en mi gloria.5

¿Cómo se puede cumplir lo que se contradice?

Además de esas contradicciones en su “revelación inspirada”, los mormones se enfrentaron con otro problema. En 1862 el congreso de los EE.UU. promulgó una ley que prohibía la poligamia. Pero los mormones en el territorio de Utah querían ser parte de los EE.UU. Así, al fin en el año 1890, se rindieron. En ese año el presidente mormón, Wilford Woodruff, publicó el famoso “manifiesto” que prohibía la poligamia. Decimos nosotros que ahora estaba en lo correcto, pero anulaba el convenio que, según José Smith, era sempiterno. Así caía bajo la condenación de las escrituras sagradas de la iglesia de la cual él era presidente. ¡Qué contradicción!

Eso debería ser suficiente para convencernos de que las escrituras sagradas de los mormones no son inspiradas por Dios. Pero además de eso, ellas muchas veces contradicen las más claras enseñanzas de la Santa Biblia, la verdadera palabra de Dios. Veamos unos pocos ejemplos.

Su doctrina de Dios

Vamos a ver qué dicen los mormones acerca de Dios:

Dios mismo una vez. Fue tal como lo somos nosotros ahora, y es un hombre exaltado.6

Tal como el hombre es, Dios una vez fue; tal como Dios es, el hombre podrá ser.7

En el cielo donde nacieron nuestros espíritus, hay muchos dioses, cada uno de los cuales tiene su propia esposa o esposas, las cuales les fueron dadas antes de su redención, mientras aún estaban en su estado mortal.”

Cuando nuestro padre Adán entró en el huerto de Edén, entró con un cuerpo celestial, y trajo a Eva, una de sus esposas, consigo. El ayudó a hacer y organizar a este mundo. El es MIGUEL, el arcángel, ¡el ANCIANO DE DÍAS! acerca de quién lumbres santos han escrito y hablado —EL es nuestro PADRE y nuestro DIOS, y el único Dios con quien tenemos que ver.”

También las escrituras de los mormones enseñan que distintos dioses habitan el universo. Estos dioses procrean hijos espirituales los cuales se visten con cuerpos físicos en los diferentes planetas.

Resumamos la enseñanza de estas citas:

1.            Dios era un hombre.

2.            El hombre podrá ser Dios.

3.            Hay muchos dioses.

4.            Los dioses tienen esposas.

5.            Adán es el arcángel Miguel.

6.            Adán también es el Anciano de días; es nuestro Padre y Dios.

¿Es esto lo que enseña la Biblia? ¿Será que hay muchos dioses? ¿Podremos nosotros ser dioses? ¿Qué dice la Biblia? Antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí. Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve. 10

Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí. Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.” Dios es Espíritu.12

Los que  fueron tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos, ni se casan, ni se dan en casamiento.’3

Su doctrina de Jesucristo

Veamos otra vez lo que dicen los escritos mormónicos:

Cuando la Virgen María concibió al niño Jesús, el Padre le había engendrado en su propia semejanza. El no fue engendrado por el Espíritu Santo. ¿Y quién es el Padre? El es el primero de la familia humana: y cuando él tomó un tabernáculo [cuerpo], ese tabernáculo fue engendrado por su Padre en el cielo, de la misma manera como los tabernáculos de Caín, Abel, y los demás hijos e hijas de Adán y Eva…. Jesús, nuestro hermano mayor, fue engendrado en la carne por el mismo individuo que estaba en el huerto de Edén, el cual es nuestro Padre en el cielo.14

Así tuercen la revelación bíblica para apoyar su dogma erróneo de un dios de carne y hueso.

Ellos opinan que Adán fue padre de Jesús, y que lo engendró por medio de relaciones sexuales con María. Y no sólo eso. Además dicen que Adán es nuestro Padre en el cielo. De esta manera los mormones rechazan la declaración bíblica:

He aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. 15

Su doctrina de la redención

Según la enseñanza mormónica. Jesús es el hermano mayor de Lucero (el diablo).16 También dicen ellos que Jesús se casó con las dos hermanas de Lázaro, María y Marta, como también con la otra María a quien amó. Ellos afirman que por medio de estas mujeres pudo ver simiente antes de que fuera crucificado.17

Brigham Young declaró que el sacrificio de Jesucristo fue ineficaz para la limpieza de algunos pecados. Young inventó la doctrina de redención de sangre, diciendo en efecto que lo que la sangre de Cristo no pudo limpiar, la sangre del hombre mismo sí puede:

No hay hombre o mujer, que viola los pactos hechos con su Dios, que no tendrá que pagar la deuda. La sangre de Cristo jamás borrará eso, tu propia sangre tiene que expiar por ello…. Yo les pudiera referir a bastantes ocasiones donde hombres han sido matados justamente, a fin de expiar por sus pecados…. Esto es amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos; si él necesita ayuda, ayúdele; y si desea la salvación y es necesario derramar su sangre en la tierra a fin de que él sea salvo, derrámela.18

En una de sus publicaciones oficiales, los mormones dicen:

Los cristianos hablan mucho de la sangre de Cristo y de su poder para limpiar. Sin embargo, mucho de lo que se cree y se enseña sobre este tema es una tontería y tan palpablemente falso que el creerlo es perder la salvación.19

La verdad es que el Señor Jesús, el Salvador del cristiano genuino, es una persona enteramente distinta. El se ofreció en sacrificio eterno por todo pecado. El ofrece salvación a todos los hombres, no por ninguna obra humana sino solamente por gracia por medio de la fe. El Salvador del Nuevo Testamento existe eternamente, pues es Dios.

Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, … por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.2″

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.21

Su doctrina de salvación universal

Los mormones atrevidamente enseñan la salvación universal:

Todos los hombres serán salvos, pero cada uno en su orden propio.22

Sin embargo, la Biblia enseña que no todos los hombres serán salvos. Al fin de los siglos los incrédulos y desobedientes irán “al castigo eterno, y los justos a la vida eterna”.23

** *

Estimado amigo lector, las religiones falsas y erróneas abundan. El mormonismo es sólo una de ellas. En el nombre de Cristo, te ofrezco más que una religión; te presento a Cristo. El cristianismo bíblico:

•             Pone su fe en el único Dios.

•             Tiene un Líder vivo que jamás cambia —Jesucristo.

•             No tiene nada que esconder —ni error, ni contradicción.

•             No es una invención religiosa humana; vino por la revelación de Dios como hombre en Jesucristo.

•             Acepta el sacrificio de Cristo para el perdón de todos los pecados menos la blasfemia contra el Espíritu Santo.

•             Exige que se abandonen los pecados, incluso los engaños y la deshonradez.

•             Deliberadamente se somete al señorío completo de Jesucristo.

La decisión es tuya. ¿En qué pondrás tu fe? ¿Cuál camino tomarás? Pon tu fe en Cristo, el cual dijo:

Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. 24

—Mark Roth

NOTAS:

1.            Brigham Young, Journal of Discourses, Vol. 6, p. 4 (Traducido).

2.            La Santa Biblia, Versión Reina Valera, 1960, Calatas 1.8.

3.            El libro de Mormón, Jacob, capítulo 2, versículos 27 y 28.

4.            Doctrina y convenios, sección 132, versículos 61 y 62.

5.            Doctrina y convenios, sección 132, versículo 4.

6.            Teachings of the Prophet Joseph Smith, p. 345 (Traducido).

7.            Profeta Lorenzo Snow, citado por Milton R. Hunter, The Gospel Through the Ages, pp. 105-106 (Traducido).

8.            Apóstol Orson Pratt, The Seer, p. 37 (Traducido).

9.            Brigham Young, Journal of Discourses, Vol. I, p. 50 (Traducido).

10.          La Santa Biblia, Versión Reina Valera, 1960, Isaías 43.10-1 1.

11.          La Santa Biblia, Versión Reina Valera, 1960, Isaías 45.21-22.

12.          La Santa Biblia, Versión Reina Valera, 1960, Juan 4.24.

13.          La Santa Biblia, Versión Reina Valera, 1960, Lucas 20.35.

14.          Brigham Young, Journal of Discourses, Vol. 1, pp. 50-51 (Traducido).

15.          La Santa Biblia, Versión Reina Valera, 1960, Mateo 1.20.

16.          Brigham Young, Journal of Discourses, Vol. 13, p. 282 .

17.          Orson Hyde, Journal of Discourses, Vol. 4, pp. 259-260 (Traducido).

18.          Brigham Young, Journal of Discourses, Vol. 3, p. 247, y Vol. 4, p. 220 (Traducido).

19.          What the Mormons Think of Christ, pp. 27-33 (Traducido).

20.          La Santa Biblia, Versión Reina Valera, 1960, Calatas 2.16.

21.         La Santa Biblia, Versión Reina Valera, 1960, Efesios 2.8-9.

22.          Apóstol Evans en la revista Look, Oct. 5, 1954 (Traducido).

23.          La Santa Biblia, Versión Reina Valera, 1960, Mateo 25.46.






© 2014 ConPoder.com · Powered by WordPress