Estas Leyendo: Home » Sectas y Religiones » El Mormonismo tiene a “otro” Jesús

mormonesLa Iglesia mormona (La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días) dice adorar a Jesucristo. El mormonismo dice ser una iglesia cristiana, pero no tiene al mismo Jesús de la Cristiandad. El mormonismo adora a un Cristo falso. (II Corintios 11:4)

La Biblia enseña que Cristo fue concebido por el Espíritu Santo y que nació de una Virgen. Mateo 1:18-25 Lucas 1:26-35 La Iglesia Mormona niega esto. El segundo presidente de la iglesia mormona, declaró que: ‘Jesucristo no fue concebido por el Espíritu Santo’ (Journal of Discourses – Revista de Discursos, Vol. 1, página 51). Realmente, el Jesús Mormón fue concebido como consecuencia de una relación sexual entre María y Dios el Padre (quien tiene un cuerpo).’

Un previo líder mormón, escribió: ‘Fue la persona (cuerpo) del Padre quien concibió el cuerpo de Jesús.’ (El Vidente, página 158). El actual apóstol de los mormones. Bruce McConkie, dice en cuanto a Cristo, que: ‘El fue engendrado, concebido y nacido en el curso normal y natural de los eventos, porque El es el Hijo de Dios, y esa designación significa lo que meramente quiere decir.’ (Mormón Doctrine – Doctrina Mormona, página 742).

El Jesús de la Biblia, es Dios. El siempre ha sido Dios. (Juan 1:1, Filipenses 2:6, Hebreos 1:8). En cuanto al Jesús Mormón, este no es el caso. De acuerdo a la iglesia Mormona, Jesús se convirtió en UN dios.  (José Smith) dijo; ‘Yo siempre he declarado que Dios era un personaje distinto, Jesucristo un personaje (persona), aparte y distinto de Dios el Padre, y que el Espíritu Santo era un personaje distinto y un Espíritu: y que estos tres constituyen,.. tres dioses’ (Hlstory of the Church – Historia de la Iglesia, Volumen 6, página 474), En Octubre de 1984, un apóstol mormón declaró: ‘Cualquiera que cree y enseña acerca de Dios el Padre y acepta la divinidad de Cristo y la del Espíritu Santo, enseña una pluralidad de Dioses.’ (Ensign – Enseña, Noviembre 84, página 68). El apóstol mormón, Bruce McConkie, dice que: ‘el Señor Jesús obró para lograr su propia salvación’ (Our Relationship with the Lord – Nuestra Relación con el Señor, página 9).

En la Biblia Jesús es adorado. (Mateo 8:2, Marcos 5:6, Lucas 24:52, Juan 9:38, Hebreos 1:6). El mormonismo enseña que Jesús no debe ser adorado. Bruce McConkie declara: ‘Nosotros no adoramos al Hijo.’ (Our Relationship with the Lord – Nuestra Relación con el Señor, página 5). Para el mormón, Jesús es meramente ‘un miembro importante de la Deidad.’ (Ensign – Enseña, Enero 84, página 17).

El Jesús bíblico, fue y es el que más perdonó de entre los hombres. El declaró: ‘Porque el Hijo del hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas.’ Lucas 9:56 El lo demostró durante el curso de los eventos que rodearon Su crucifixión y resurrección, El fué burlado, escupido, golpeado y azotado. Los soldados de Pilato lo coronaron con espinas. Sin embargo, Jesús no hizo ningún intento para auto-defenderse, a pesar de que podía haber llamado a miles de ángeles para que lo auxiliasen. Mateo 26:53 Cuando los soldados lo clavaron a la cruz. Cristo oró: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen,” Lucas 23:34 Al momento de la muerte de Cristo hubo un terremoto que rasgó el velo del templo en dos, pero no causó ningún otro daño, Mateo 27:50-51 Al momento de Su resurrección hubo otro terremoto que tampoco causó daño.

Por lo contrario. “Y abriéronse los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que hablan dormido, se levantaron; Y salidos de los sepulcros, después de su resurrección, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.” Mateo 27:52-53 Este no es el Jesús mormón. El Libro de los Mormones contiene un relato de las eventos que supuestamente tomaron lugar en el hemisferio occidental cuando Cristo murió.

De acuerdo a este relato, 16 ciudades fueron destruidas con todos sus habitantes, algunos quemados, algunos se hundieron en el mar, y algunos murieron enterrados bajo toneladas de tierra y rocas.

El Libro de los Mormones nos dice que aquellos que:  “mataron y apedrearon a los profetas, y los expulsaron” fueron salvados, mientras que mujeres y niños ¡nocentes murieron. (3 Nephi 8:25) Cuando la destrucción fue consumada, se oyó una voz acreditándose la responsabilidad por las vidas perdidas y las ciudades dejadas en ruinas.

De acuerdo al Libro de los Mormones, el único responsable de esta carnicería fue “Jesucristo el Hijo de Dios”. (3 Nephi 9:15) En vez de ser un Salvador, el Jesús mormón es un carnicero.

El Cristo de la Biblia vino: “…yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Juan 10:10 El Jesús mormón es responsable de la muerte de incalculables miles.

Los líderes mormones han admitido que ellos creen en otro Jesús. Uno de los oficiales de la Iglesia mormona declaró: “Es verdad que muchas de las iglesias cristianas adoran a un Jesucristo diferente del que es adorado por los mormones.” (Enslgn – Enseña, Mayo 77, página 26).

La salvación no se obtiene adorando a un Cristo falso. Jesús mismo advirtió a Sus discípulos de que tuvieran cuidado con los falsos Cristos. Mateo 24:24 Un Jesús que no es el Jesús verdadero, no tiene el poder para salvar.

Solamente poniendo completa confianza en el Jesús de la Biblia, uno puede obtener vida eterna, Pablo también advirtió sobre “otro Jesús.” II Corintios 11:4 El Jesús Mormón, es otro Jesús, El confiar en el Jesús del mormonismo, jamás nos podrá guiar a la vida eterna.

La Biblia nos muestra al verdadero Jesús y delinea el verdadero plan de salvación, Solo el Jesús de la Biblia puede ofrecer vida eterna, “…porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” Hechos 4:12

¿Cómo puede uno obtener la vida eterna? La Biblia dice: “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo…” Hechos 16:31 “Cree. ” aquí, no significa simplemente reconocer a Jesús como el Salvador, ó meramente decir que uno cree en El. La palabra creer, en la Biblia significa depositar una confianza total y completa en Cristo, depender solamente en El para obtener la vida eterna.

Ser miembro de una iglesia no puede salvar. El bautismo no salva. Las buenas obras ó la buena moral no salvan. Solamente la gracia de Dios, a través de la fe en Jesucristo, puede proveer vida eterna.

La Biblia dice: “Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.” Juan 6:29 No deposite su confianza en una Iglesia, ó en el bautismo, ó en un profeta, ó en un Cristo falso. Solamente deposite su fe en el Jesús de la Biblia. El promete que “…todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Juan 3:16

Si usted llega a confiar en Él, El cumplirá Su promesa.

John L. Smith
Utah Missions, Inc.




© 2013 ConPoder.com · Powered by WordPress