______HUMOR:

¡A veces es bueno no tomarnos demasiado en serio!

Una invidente va al culto y escucha al pastor predicar: “  ¡  Hermanos, es el momento de lanzarnos todos a la siega ! ”, a lo cual la mujer interrumpe la predicación y manifiesta:  "¡ El primero que me toqué le pego con este bastón ! ”   J. C. Z.,   Armenia, Quindio, Colombia

 

En una ocasión un muchacho llegando muy contento de la escuela dominical a su casa encontró a su papá que era ateo.  Entonces su papá le pregunto: “¿Por qué vienes tan contento hijo? ”  El muchacho le respondió: " ¡ Aprendí que Dios es grande ! ” "¿Por qué?  preguntó el papá" Su hijo le respondió: “Porque cuando Moisés huía del faraón, Moisés abrió el mar, y cruzó en seco y Dios ahogó al ejercito del faraón”.  Contestó el papá: “¡ No hijo, lo que pasó fue que cuando Moisés cruzó el mar, la marea estaba baja !”.   Respondió su hijo: " ¡ Ay papá, entonces Dios es mucho más grande ! "   El papá dijo: "¿Porqué?"  "Porque Dios ahogó a todo un ejercito en poca agua", contestó su hijo.    E.  M.,   Willacoochee, GA, USA

 

En un pequeño pueblo, el pastor de una iglesia estaba orando por algunas peticiones, en eso se levanta un hermano y le dice: “Hermano pastor, por favor oren por mi negocio, para que el Señor envíe bastantes clientes, pues casi estoy quebrado."   El pastor habló a toda la congregación y les dijo: “Pónganse de pie y hagamos una oración que llegue al cielo para que Dios envíe muchos clientes pues, él escucha a los que le claman”; antes de comenzar a orar, el pastor le pregunta al hermano propietario del establecimiento: “Hermano ¿Cuál es su negocio?”, a lo que el comerciante cristiano le contesta:  “Hermano yo tengo una funeraria”   A. G.,  Valencia, Carabobo, Venezuela

 

Panchito escuchaba a su papá orar por el pan de cada día y una vez le preguntó: “¿Papá por qué no oras de una vez por el pan de la semana?” y el papá le dijo: “ ¡Por qué se pone duro! ”   O.  I. J.,  Mexicali, Baja California, México

¿Porqué las puertas de la iglesia son altas?   Para que entre el Altísimo.   C. V.   Ponce, Puerto Rico

 

[Este es un chiste verídico.]  Al preguntar la maestra de la escuela dominical: ¿A quién vamos a alabar? mi sobrino de cuatro años respondió: “ ¡la ropa! ”   H. E.,  Vernon Hills, Illinois, USA

 

Una hermana recién convertida se preparaba para ir esa noche a la iglesia a tomar la Santa Cena durante el culto de Navidad.  Esa tarde antes del culto, su papá le dijo que la comida estaba lista a lo que ella contestó que no deseaba comer porque tenía la ‘Santa Cena’, creyendo que era comida.  M. V. S.,   Ponce, Puerto Rico

 

Eran dos amigos futbolistas cristianos.  En una ocasión los dos se pusieron ha hablar de como sería el cielo y se preguntaron si el cielo tendría canchas de fútbol.  Ellos decidieron hacer un trato.  El que primero se muriera se le aparecería al otro.  Se murió uno y a los días se le apareció al vivo y le dijo: “Te voy a decir dos cosas, la primera es que en el cielo si hay canchas de fútbol y la segunda es que mañana te toca partido”  A. S.,   Barranquilla, Colombia

 

En una iglesia cristiana se congregaban unos jóvenes que eran bien carnales, y también ahí mismo se congregaba una mujer muy hermosa que se vestía un poco extravagante.  Su nombre era “Victoria”.  El pastor al terminar el sermón preguntó: ¿Cuántos quieren la victoria? los jóvenes al escuchar tal pregunta saltaron de sus sillas gritando:  ¡Yo!, ¡Yo!, ¡Yo!    M. C.  Kitty Hawk, NC, USA

 

Una mujer busca consejería de su pastor, pues tiene mucho coraje con su esposo.  El pastor le dice que sería buena idea que hablara con su esposo y tratara de que oraran juntos.  Al otro día la mujer regresa donde el pastor, todavía enojada con su esposo y le dice:  “mire pastor, yo quise orar con él pero me puse a leer la Biblia y encontré que la Biblia me prohíbe orar con mi esposo”.  A esto el pastor asombrado le dice: ¿Cómo que la Biblia le dice que no ore con su esposo?  ¡Eso es absurdo!, y ella le contesta: “la Biblia dice: "Orar sin cesar".”. (Porque su esposo se llamaba "Cesar")    A. F.,  Port Charlotte, FL, USA

 

En cada reunión después del mediodía se les da de comer a los hermanos.  Cierto hermano como veía y oía que cada hermano que terminaba de comer decía un Salmo, y éste no sabiéndose ninguno decía: “Barriga llena y corazón contento, Salmo 500".   I. I. A.,  Veracruz, San Andrés, México

 

[Este es un chiste verídico.]   Un hermano tenía por costumbre quedarse dormido durante el servicio.  Acostumbraba sentarse en la banca y cerrar los ojos.   Pero un día, durante un servicio, se corta el suministro eléctrico, quedando todo a oscuras, y en eso se despierta este hermano y comienza a gritar diciendo: ¡Hermanos clamen, clamen que me quedé ciego! .   B. del Medio, Río Negro, Argentina

 

[Una anécdota verídica para reflexionar.]   Una mujer llegó a la iglesia por primera vez.  No tenía pelo.  Llegó al altar y llorando le pedía a Dios que tuviera misericordia de ella.  El pastor al no conocer esa voz levantó la vista y cuando la vio le dijo: ¡mujer no puedes estar aquí así recortada!  y ella le dijo:  ¡déjeme pedirle a Dios que me sane de este cáncer!   El pastor asombrado se arrepintió ante Dios.   C.L., Guaynabo, Puerto Rico

 

¿Cuál era el apóstol que no oraba?   Pedro... lo declara frente al paralítico: "No tengo plata ni ORO".  J.A., Santiago, Chile

 

[Una anécdota verídica para reflexionar.]  Estaban todos los niños hasta siete años en la Escuela Dominical y la maestra les preguntó que cual era el animal más alto que Dios había creado.  Luisito dijo: “el caballo”, la maestra le contestó que no.  Carmencita dijo: “la ballena”, igual respuesta dio la maestra.  Cuando habían pasado por prácticamente todos los niños, se levantó Kareliz y le dijo: “yo se maestra cual era el animal más alto que creo Dios”, (la maestra pensó que le diría la jirafa), y le dice: ¡a ver dínoslo!.  “Bueno yo creo que fue la serpiente” respondió la niña.  La maestra de inmediato le dijo que no y les dio en voz alta la respuesta a todos los niños: ¡es la jirafa!.  La maestra vio a Kareliz con su rostro angelical enfadado y dijo: "Kareliz ¿por qué estas molesta?"; la niña le repitió que ella sabía que era la serpiente y no la jirafa; la maestra le dijo: "¡esta bien explícanos!". "Bueno maestra", continuó Kareliz, "yo leí en Génesis que a la serpiente después de hacer pecar a Eva, Dios la condenó a arrastrarse, entonces antes de hacer eso, ella era el animal más alto del mundo". La maestra se quedo completamente impresionada y dio sus disculpas a la niña y prosiguió su clase. A.G., Valencia, Carabobo, Venezuela

 

Un hermano que se acababa de convertir oraba en la mañana en una de las bancas de la iglesia, pero en la banqueta de la calle se encontraban varios muchachos que conversaban en voz alta y el hermano se distraía y no podía orar, por lo que empezó a orar en voz fuerte y decía: "¡Señor, reprende a ésos batos que no me dejan orar, Señor, reprende a ésos batos que no me dejan orar, Señor, reprende a éstos batos que no me dejan orar!".  El pastor que en ésos momentos pasaba por donde se encontraba postrado el hermano al escuchar su oración le dijo: “Oye hermano no ores así, porque se oye gacho".   S.H., Veracruz, México

 

En una convención en la que tenían que ir todos en ayunas, el predicador después de dar un sermón como de cuatro horas, pregunta a la congregación: “¿Y cuantos ya desayunaron?", refiriéndose al alimento espiritual que había hablado; en eso una hermana que estaba sentada en las primeras bancas levanta la mano y dice: “¡Hay hermano, yo nada mas tomé café!".  (Refiriéndose a que cuando salió de su casa únicamente había tomado café).   S.H., Veracruz, México

 

En una iglesia rural se estaba realizando un culto muy encendido; un hermano nuevo que nunca había sentido el Espíritu Santo dijo: “Tómame Señor, tómame Señor.”  Habían unos cables [de luz] pelándose arriba y dijo, "¡Pero no me tomes tan fuerte!"    A.M.M., Santiago, Chile

 

Una vez una pareja invitaron a un evangelista a quedarse en su casa mientras duraba la campaña en su iglesia.  Una noche, mientras la mamá preparaba pollo para la cena, el niño menor empezó a pedir pollo, diciendo “Yo quiero mi pollo.”  “Todavía no está,” le respondían, pero el niño seguía insistiendo cada cinco minutos.  El papá, cansado de la actitud del niño, se quitó el cinturón y mientras lo castigaba le decía, “¡TENGA SU POLLO!  ¡TENGA SU POLLO!”  El evangelista se levantó para irse a dormir, pero los hermanos le dijeron, “Hermano, no se acueste todavía, ya le vamos a dar su pollo.”  Pensando que le iban a dar del mismo pollo que le dieron al niño, el evangelista respondió, “No gracias, no tengo hambre.”   J.O., Seattle, WA, USA

 

[Una anécdota verídica para reflexionar.]  Había un pastor con tres hijos.  Un domingo se formó un revuelo al terminar la escuela dominical debido a que el hijo más pequeño de siete años estaba fuertemente aferrado a una de las bancas de la iglesia y no quería irse de la misma.  Todos estaban confundidos y no sabían que pasaba con el niño.  Su madre no lo pudo sacar de ninguna manera.  Un ujier preguntó al niño, “Luisito, ¿por qué no quieres ir a tu casa?”  El niño respondió, “Me gusta la iglesia, y que desde ahora me mudo a ella.”  Sus hermanos no entendían tal actitud y llamaron a su padre, quien era el pastor.  Su padre le preguntó el motivo de querer vivir en la iglesia, y el niño delante de todos dijo, “Papá, me quiero quedar aquí todos los días, pues aquí soy más feliz que en casa.”  Su papá le volvió a preguntar, “¿Por qué, hijo mío, dices eso?”  El niño, con lágrimas, le dijo que allí él observaba que su papá era amable con todos, que hablaba bien de los demás, que sonreía y no gritaba, que les trataba con mucho amor a él y sus hermanos y sobre todo, que él nunca había visto que allí su papá le pegara a su mamá.  Estas cosas desaparecían al llegar la familia a la casa, y por este motivo él quería vivir siempre en la iglesia.   A.G., Valencia, Carabobo, Venezuela

 

[Este es un chiste verídico.]   Un pastor estaba diciendo a un amigo que el Espíritu Santo no tenia carne, no tenía huesos y no tenía sangre, porque es espíritu.  El hijo de cinco años del pastor escuchó el diálogo, y luego exclamó a su padre, “Papá, entonces el Espíritu Santo es puro cuero.”   E.P.B., Mocoa, Putumayo, Colombia

 

[Este es un chiste verídico.]   Había un hermanito que le gustaba resolver problemas difíciles, abriendo al azar la Biblia y colocando su dedo con los ojos cerrados en cualquier página.  Él tomó lo que leyera como una orden directa de Dios.  Una vez el hermanito decidió aplicar su método.  Abrió la Biblia y colocó su dedo al final de Mateo 27:5, “Salió, y fue y se ahorcó.”  Él cerró rápidamente la Biblia y después de orar, volvió a abrirla.  Esta vez señaló justamente la última parte del Lucas 10:37, “Ve, y haz tú lo mismo.”  El hermano, sorprendido y con cierta molestia por lo que leía, repitió la operación.  Esta vez señaló justamente la última parte de Juan 13:27, “Lo que vas a hacer, hazlo más pronto.”  Desde ese momento, el hermano dejó de practicar dicha costumbre.   A.G., Valencia, Carabobo, Venezuela

 

Un hermano que recién había sido operado del corazón, recibió una herencia de un millón de dólares.  Sus familiares, preocupados por como debían darle la noticia, decidieron enviar al pastor.  Éste llegó a la casa del hermano y empezó con lo usual, “¿Cómo está hermano, como se siente?”  Ya entrados en conversación, el pastor le preguntó, “Hermano, ¿si usted recibiera una herencia de un millón de dólares, que haría?”  El hermano, sonriendo, le contestó:  “Pastor, si eso sucediera, yo le daría medio millón a usted.”  En ese instante le dio un ataque al corazón al pastor.   J.O., Seattle, WA, USA

 

[Este es un chiste verídico.]   Un evangelista, después de su excelente predicación sobre el tema “El poder de la sanidad de Dios y el de cuidar lo que comemos,” dijo, “No debíamos comer embutidos de cerdo, entre otros alimentos.”  Al finalizar dijo, “Pase al frente de la tarima los enfermos, para que yo coloque mis manos sobre ellos.”  Pasaron varios y él oró.  El último enfermo tenía en su cabeza un gran golpe (hematoma).  El pastor colocó sus manos sobre la protuberancia, y comenzó a gritar por el micrófono, “Ahora, sal chichón.  Te digo, sal chichón, salchichón.”      A.G., Valencia, Carabobo, Venezuela

 

[Este es un chiste verídico.]   Estuvimos dos encargados de limpiar la iglesia un domingo.  Nos quedamos cortos de dinero, y tuvimos que comer y comprar artículos de limpieza.  Yo dije a mi compañero, “Esteban, tenemos 60 pesos. Si compramos comida, no limpiamos.”  Esteban me respondió, “El justo por fe vivirá.  Compra los artículos de limpieza, que vamos a comer.”  Así yo lo hice sin pensar, aunque tenía hambre.  Después de la reunión, unos hermanos nos invitaron a comer.  Me miró Esteban y me dijo, “¿No te dije que el justo por fe vivirá?”    A.G., Montevideo, Uruguay

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-----------------------------------------------

HUMOR CRISTIANO:



 

 


Humor Una hermana le dice al pastor de la iglesia: La Biblia dice que debo de orar sin mi esposo y el pastor le responde: ¿Donde dice eso? y ella le responde: "Orar sin cesar". Más chistes...

 

Sonrie Un borracho sube a un micro y mas atrás sube un pastor y el pastor le dice: “Te vas al infierno” y el borracho dice: “por favor, quiero bajarme, por que me equivoqué de micro”. Más chistes...

 

Después del Culto Una familia salía de la iglesia. La hija le preguntó a su hermano: “ ¿Porqué debemos estar callados durante el servicio?" Su hermano le contestó: "Porque hay gente durmiendo." Más chistes...

 

Pastor Una madre le dijo a su hijo:  “Por tercera vez te digo, ¡levántate, que llegarás tarde a la iglesia!  Te daré tres motivos para hacerlo rápidamente:  Primero, tienes las llaves de la iglesia; segundo, la Biblia nos dice que no dejemos de asistir como algunos tienen por costumbre; y tercero, ¡ERES EL PASTOR!” Más chistes...


 







Clik aqui para Escuchar la Radio.







Suscribete AQUI!


Copyright ©2007
ConPoder Networks
Design & Hosting