Estas Leyendo: Home » Jovenes » !Huye de la Fornicación¡

image_print

tentacion “Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca”1- Corintios 6:18

La fornicación es un tema importante para hablar con la juventud. La fornicación es todo tipo de relaciones sexuales ilícitas.

La palabra fornicación viene del idioma griego, Porneia.  Implica todo tipo de pecado sexual (homosexualismo, lesbianismo, sadomasoquismo, prostitución, unión libre, adulterio etc.). Incluye la idolatría también. Dios reprendió a su pueblo en el Antiguo Testamento por fornicarios y adúlteros al irse en pos de otros dioses. Debemos entender que este pecado esclaviza a la persona que lo practica.

Estudios científicos han llegado a la conclusión que la relaciones sexuales ilícitas son AD1CTIVAS; es decir, este tipo de prácticas generan ciertas sustancias en el cuerpo humano que produce mucho placer. Los estudios revelan que este de prácticas pueden llegar a ser incluso más adictivas que las mismas drogas. La fornicación es un pecado que esclaviza.

Ha hecho caer a muchos jóvenes que un día tuvieron el anhelo  de caminar con Cristo. Además, el pecado de fornicación denigra y corrompe el alma del ser humano. Lo lleva a hacer cosas que nunca se imaginaba que haría, corrompiendo su propi cuerpo. El varón puede comenzar a fornicar no importando si lo contagian con alguna enfermedad venérea o destrozando la vida de muchas jovencitas. ¡Qué importante es que aprendas a cuidar tu cuerpo! Toma la decisión de cuidarte tu cuerpo que es templo del Espíritu Santo y darte a respetar en tu escuela, en tu casa, con tus amigas y familiares. Tu cuerpo es prestado por Dios; por lo tanto, cada uno daremos cuentas de todo lo que Dios nos da.

“No piensan en convertirse a su Dios porque espíritu de fornicación está en medio ellos, y no conocen a Jehová.” Óseas 5:4

LOS TIEMPOS DE LOT

Por otra parte, Jesús advirtió a las personas que en su próxima venida la sociedad estaría viviendo días como los de Lot, un personaje que existió hace muchísimos años. Este hombre vivía en una ciudad llamada, Sodoma, la cual estaba en una decadencia moral muy grande, particularmente tenía un gran pecado: la fornicación.

La enseñanza de Jesús es clara: antes que Él regrese a la Tierra, la sociedad estaría envuelta en una práctica intensa de todo tipo de pecado sexual. Echemos un vistazo a nuestro mundo de hoy. Vivimos en un tiempo en el cual la ola de inmoralidad y perversión sexual es dominante.

Si viajas en tu auto, podrás observar todo tipo de publicidad indecente en las calles. Mujeres semidesnudas anunciando un refresco o un perfume. Hombres y mujeres enseñando su cuerpo para vender algún producto de moda. ¡Cuántas personas se caen  día a día en las garras de esta publicidad perversa! La televisión tiene en su programación contenido sexual. ¡Hasta en un 95%! Muchos de esos programas son transmitidos en horarios donde los niños y adolescentes pueden observarlos, y los resultados son mentes contaminadas con esta terrible suciedad. En el cine la situación no cambia.

Casi todas las películas de Hollywood poseen alguna escena con contenido erótico o sexual. ¿Por qué pasa esto? Porque si los filmes no tienen esta característica, la gente no va a verlos y los cines no se llenan. ¡La sexualidad vende!

Esta es la sociedad de nuestros días, tal y como Cristo la profetizó. La música de hoy es obscena e indecente. Hace unas décadas los compositores no tenían tales costumbres. Si alguno de ellos incluía en sus canciones letra con contenido sexual, rápidamente era señalada por la sociedad.

Hoy es diferente; géneros musicales como la salsa, el rap, la cumbia, el rock, etc. incorporan en sus letras contenido pornográfico de una manera clara y directa. Es cierto que la pornografía se manifiesta visualmente; sin embargo, el día de hoy existen libros que no tienen imágenes y son pornográficos por su contenido sexual. Vivimos los tiempos de Lot. La inmoralidad sexual ha llegado hasta límites nunca antes vistos. No hay duda que la segunda venida de Cristo se acerca.

La espiritualidad del cristiano es atractiva para el impío. ¡Cuídate de aquellas personas que te buscan demasiado! Creo que José tuvo la actitud adecuada para las circunstancias. Esta mujer se le fue encima porque quería tener relaciones sexuales; sin embargo, ÉL HUYÓ Y SALIÓ. ¡Esa es la actitud que debes de tener! ¡Huye de este pecado! ¡Huye de la fornicación y sus consecuencias! Toma en cuenta que las esposas de los faraones eran muy hermosas físicamente. Con todo esto, José tuvo temor de Dios y no se quedó a predicarle ni a convencerla. La respuesta de él fue simple: escapó del pecado.

El huir de la fornicación es una actitud continua.

No basta que huyas el día de hoy; tienes que tomar esta actitud siempre.

Si tú te has caído en este pecado debes hacer un compromiso delante de Dios a abandonar todo lo que tenga que ver con la fornicación. Debes arrepentirte de corazón y abandonar tu pecado. Humillarte delante de Dios pues de otra no podrás ser libre. Si caminas con Dios debes cambiar tu actitud hacia este pecado. Tomar la decisión de consagrarte a Dios y honra con tu cuerpo, y como José, huye cada de la inmoralidad que envuelve a este mundo valiente y decide guardarte puro para Dios hasta tu matrimonio. Dios te advierte hoy porque mañana puede ser demasiado tarde.

Por:  Jaime Daniel Santillán Enríquez




© 2016 ConPoder.com · Powered by WordPress