La tabla Ouija ¿Es inofensiva?

164

La tabla Ouija ¿Es inofensiva?Una de las estrategias, más utilizadas por Satanás y sus demonios es camuflar lo peligroso y destructivo, detrás de algo aparentemente “inofensivo”.

El ocultismo despierta curiosidad e interés, y de esa forma consigue adeptos, especialmente entre los jóvenes, que a veces lo toman como desafío, como una nueva experiencia o una forma de “llenar” ciertos vacíos.

Se han popularizado entre los jóvenes estudiantes, ciertas prácticas ancestrales, que significan técnicas de adivinación e invocación de espíritus de demonios.

Objetos de uso místicos, como el péndulo, la tabla Ouija o el llamado juego de la copa.

Los espiritistas extendieron por todo el mundo Occidental, este elemento de adivinación ocultista o de contacto con los muertos, la tabla Ouija que consta de un tablero de madera con letras y números y una pieza en forma de corazón, llamada “panchete” que se desliza señalando las respuestas, se juega entre varios y se supone que contesta las preguntas, igual sucede con “la copa” que se desliza sobre la mesa en una o en otra dirección, para responder, y asimismo con el péndulo, que es un elemento de peso, pendiendo de una cadenita y que oscila en una dirección respondiendo “si” y en la dirección contraria respondiendo “no”.

Se supone que estos elementos funcionan haciendo “contacto” con los espíritus, casi siempre la primera pregunta es: “¿Estás aquí?” …

Se sabe que Mary Tood Lincoln, esposa del presidente Abraham Lincoln, presidente de USA, celebraba sesiones en la misma casa blanca, en forma regular para “comunicarse” con sus hijos fallecidos.

Después de las dos guerras mundiales creció la demanda de “tablas Ouijas” y aumentó el interés de las viudas, por comunicarse con sus esposos fallecidos.

En verdad esto, que parece un juego inofensivo, es sumamente peligroso, porque abre la puerta a dimensiones espirituales imperceptibles a la nuestra, contactando a seres, entidades y espíritus engañadores de demonios.

La Biblia nos enseña que no hay posibilidad de contactarse con los muertos, y lo que en verdad se invocan son demonios engañadores y no los familiares muertos:

“Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9:27)

Generalmente la doctrina del espiritismo afirma que las almas de los difuntos quedan en alguna parte, en una especie de limbo, en donde pueden ir y venir, e interactuar con nuestro mundo físico, lo que la Biblia desmiente totalmente, al igual que la reencarnación…

“Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones: No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o hija por el fuego, ni quién practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas…” (Deuteronomio 18: 9-14)

“Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir, serán apedreados; su sangre será sobre ellos” (Levitico 20:27)

Jugar con estos elementos significa “abrir” algunas puertas, que luego no se podrán cerrar, nunca incursiones en lo oculto y si por desconocimiento ya lo has hecho, debes arrepentirte y confesar a Dios pidiéndole que te perdone, y hacer un propósito de nunca volver a hacerlo.

En algunos lugares todavía tiene mucha reputación las “varas de radiestesia”, varas en forma de “Y” que se utiliza para la búsqueda de minerales o napas de agua subterráneas, esta rama bifurcada de avellano o de durazno, se agita incontroladamente para “señalar” el sitio donde cavar.

Lo increíble es la credulidad, aún de cristianos, sobre este método de adivinación.

Cierta vez en una de nuestra provincias, los hermanos llamaron a un “experto” en la búsqueda de agua, y utilizando esta vara indicó donde debían cavar, claro que solo funciona en sus manos y no en otro…

Las cartas, las líneas de las manos, las caracolas, los huesos, las entrañas de animales, la borra del café, los horóscopos, la bola de cristal, y otros, son solo elementos de “contacto”, “llaves”, para entrar en la dimensión espiritual, donde habitan:

“…principados, potestades, gobernadores de las tinieblas, huestes espirituales de maldad…” (Efesios 6:12)

“Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos? ¡A la ley y al testimonio! si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido” (Isaías 8:19-20)

Autor: Pastor Sergio Gebel