Maldiciones Generacionales ¿Tienen Vigencia?

236

romper cadenasLas “olas” de las nuevas teologías que irrumpieron en las últimas décadas, implementaron dentro de la Iglesia de Cristo muchas prácticas que rayan con lo místico, apoyadas por versículos de la Biblia descontextualizados, como el decretar, o declarar, también los “famosos pactos”, la doctrina de la prosperidad, o la de la “liberación”.

Merece un párrafo aparte el tema de las “maldiciones generacionales”, porque se suma al “paquete”, donde entra la “terapia de liberación”, un tipo de psicología “cristiana” que incluye las regresiones, terapias grupales, confesión, declaración, la difundida “sanidad interior”, donde se les lleva en la regresión (una práctica del psicoanálisis), por ejemplo a perdonar a la madre que cuando se quedó embarazada no quería tener ese bebe, y le rechazaba, o a confesar y perdonar a alguien que ya murió, o regresar a la infancia y visualizar cuando el padre le castigaba, etc. algunos de estos grupos de “terapia”, les hacen escribir en un papel todo lo que recuerdan y luego lo queman o entierran. (Práctica ocultista)

Y aclaro, no estoy en contra de la psicología, que en algunos casos puede ser de ayuda, y mayormente a las personas que no conocen a Dios, lo que refiero es cuando mezclamos, la Palabra, o el Evangelio y el humanismo, la nueva era, el psicoanálisis, o el espiritismo, y hasta mezclan prácticas ocultistas con el evangelio. (Como las oraciones por fotografías o prendas)

Dios no necesita ayuda, la Palabra es suficiente para liberar al hombre, Cristo es suficiente para redimir, transformar y regenerar al ser humano en forma total y completa, y cuando digo completa, digo espiritual, emocional y física.

Si tuviéramos que agregar algo a la obra expiatoria en la cruz, la redención no sería completa y suficiente, Cristo falló y necesita que “complementemos su obra”

Dice la Escritura:

“Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo aquel que es colgado en un madero)”  Gálatas 3:13

Jesús se hizo maldición por nosotros, para anular las maldiciones.

“Anulando ( Otra versión dice: “rayendo”, o “canceló” ) el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándolo en la cruz” Colocenses 2:14

Además ya en el tiempo de la ley, Dios establecía muy claramente el hecho de que no se heredaban los pecados de padres a hijos, que las maldades o maldiciones generacionales, de nuestros ancestros no “caen sobre nosotros”, bastaría leer Ezequiel 18 para entenderlo.

Usaban en Israel en aquel tiempo, un refrán popular: “los padres comieron las uvas agrias, y los dientes de los hijos tienen la dentera” (se le picaron los dientes), (verso 1 y 2)

Dios dice: “Todas las almas son mías; como el alma del padre, así el  alma del hijo es mía, el alma que pecare esa morirá” (Verso 4)

“El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre (o del abuelo o bisa abuelo) ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre el, y la impiedad del impío será sobre el” (verso 20)

Y si esto ya era establecido por Dios antes de la cruz, como dudar que la cruz fue suficiente, no es necesario recordar y confesar nuestro pasado, regresar a la adolescencia o la infancia, y hasta algunos en la regresión, le llevan hasta el vientre materno, ¡Por favor! ¡cristianos despierten!…TODOS nuestros pecados fueron perdonados en Cristo Jesús, los psicoanalistas que trabajen en sus consultorios, el cristiano convertido de verdad, fue REGENERADO y la regeneración incluye las emociones.

No debiera preocuparte, si tenías un abuelo brujo, un padre satanista, idólatra o espiritista, si tu bisabuelo fue maldecido por una gitana o por un hechicero indio, si lo consagraron a los demonios, y lo bañaron con sangre, cuando viniste a la cruz, en esa cruz el Señor clavó ese pasado generacional, y te hizo libre, totalmente libre, verdaderamente libre.

 Escrito por: Pastor Sergio Gebel