Estas Leyendo: Home » Preguntas/Respuestas » ¿Qué hacer con los Celos?

hombre celosoToda persona debe llegar a un punto donde se sienta seguro y conforme de sí mismo, de la criatura que es, de la forma en la que Dios quiso crearlo.

Ahora recuerdo una ilustración que vi hace muchos años. Había un niño en actitud reflexiva y se decía a sí mismo: “Yo sé que soy alguien porque Dios no hace basura”. Es esa la aptitud que debe tener todo hijo de Dios. Nosotros todos somos especiales para Dios y Él tiene un plan especial para todos nosotros. Ese es el primer paso que debemos dar para evitar los celos.

Cuando usted se siente seguro de su lugar en la creación de Dios, usted mira a las otras personas sin sospecha y sin recelo. Eso es especialmente cierto con su esposo o su esposa. Si usted está contenta consigo misma, existen amplias posibilidades de que su esposo lo estará también. Pero si usted constantemente fastidiando y creando situaciones molestas para su compañero, lo que usted hará es alejarlo de usted, en vez de asegurar su amor, su cariño y confianza.

Yo sé como son las cosas en los países hispanos. El hombre sale a la hora que desea y regresa a la hora que desea. Ese es un comportamiento totalmente inaceptable, pero a veces es la mujer la que debe crear en la casa un ambiente en el que su esposo desee quedarse y pasar tiempo placentero con ella, en vez de irse a compartir con sus amigos en otros lugares.

“Mejor es vivir en el desierto, que con mujer rencillosa” Proverbios 21:19

No recuerdo quién dijo esto, pero creo que es muy cierto: “Una gran mujer hace de un desperdicio, un gran hombre, o de un gran hombre, un desperdicio”. ¡Detrás de cada gran hombre, hay una gran mujer!

Hace un tiempo yo estuve de visita en uno de nuestros países y una mujer se me acercó pidiéndome consejo respecto a un caso en el que su esposo no le dedicaba tiempo como lo hacía cuando eran novios. Le pregunté: “¿Cuándo fue la última vez que usted esperó a su esposo en su casa con la misma elegancia y belleza con que usted lo esperaba cuando él venía a visitarla durante el noviazgo?” La mujer me miró extrañada, y me dijo: “Pero él es mi esposo. ¡Se supone que él me quiera tal y como soy!”. Yo le respondí: “Es que es posible que usted no sea la mujer con la que el se casó”.

Esa es la aptitud de muchas de nuestras hermanas en Latinoamérica. La percepción de que porque ya estamos casados mi esposa ya está “atascada” conmigo, y sea como sea tiene que quererme y desearme, es una idea errónea.

La mujer debe ser “astuta como una serpiente pero mansa como una paloma”. Existen múltiples formas en la que usted le puede parecer esa mujer radiante y atractiva a su esposo de la que él se enamoró.”. Una cena especial, con velas encendidas, y los niños acostados, es tan romántica como cuando nos fuimos de luna de miel mi esposa y yo. Una bata de cama un tanto transparente con las luces tenues después de un buen baño es una trampa de la que su esposo seguramente ¡no podrá escapar!

¿Qué cree usted que es lo que su esposo anhela más de los primeros meses de su matrimonio? Esos días donde todo parecía nuevo. Esa misma tendencia es aún dominante en su mente y las mujeres son las que deben ser astutas y mantener esa tendencia viva.

¿Cree usted que después de una discusión su esposo la querrá más?

Su amor hacia su esposo y su celo van unidos de la mano. Pero ese debe ser un celo divino. Un celo que basado en el interés por el bienestar mutuo. Dios nos ama, por eso es celoso de nuestras alabanzas. Lo mismo debe suceder en nuestro hogar. Usted ama a su esposo, y el celo controlado y objetivo es razonable. Pero dejar que Satanás use celos desmedidos para crear una atmósfera en el hogar donde su esposo desearía no tener que llegar a la casa para no tener que enfrentar peleas y trifulcas, es totalmente inaceptable y extremadamente perjudicial, especialmente a largo plazo.

“La mujer insensata es alborotadora, ingenua e ignorante” Proverbios 9:13

Otras veces colocamos expectativas que nuestra pareja no puede cumplir. ¡Esas expectativas usted debe colocarlas en Dios! Su esposo es humano y como tal no será perfecto. ¡Sin embargo, usted lo puede ayudar creando una atmósfera de paz, comprensión, atracción sexual, etc. en la que él se sienta protegido y cómodo! Si usted aprisiona con demasiado celo a su esposo, él tenderá a querer salir y cuando lo haga, entonces se comportará peor.

Cuando su esposo salga, ¡Entrégueselo a Cristo! Ore por él antes de salir. Dígale: “Mi amor, espera…” ¡Coloque su mano sobre él y ore junto por él rápidamente y entrégueselo a la protección divina”. De ahí en adelante, él es responsable ante Dios y Dios es responsable por él.

“La casa y las riquezas son herencia de los padres, pero don de Jehová es la mujer prudente.” Proverbios 19:14

En conclusión, si usted lo ama y se hace constantemente más deseable que otras mujeres. ¡No hay nada de qué preocuparse!

“Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” Filipenses 4:6-7


















© 2014 ConPoder.com · Powered by WordPress