Estas Leyendo: Home » Vida Cristiana » ¿Qué valor tiene para ti la Biblia?

¿Qué posición tenemos frente a la Biblia, la palabra de Dios?  En la historia de la Iglesia, leemos que John Wycliff, de Inglaterra, consideraba mucho la palabra de Dios. Día y noche trabajó, junto con otros compañeros, para traducir la Biblia al idioma inglés (1378 hasta 1382). Mostraba mucho entusiasmo en su labor para dar a conocer la palabra de Dios a todos los hombres, ya que sólo en Cristo, se encuentra el camino de salvación.

La traducción fue copiada a mano, haciendo muchas copias para todas las personas en el país; esa acción produjo una severa persecución por parte de las autoridades eclesiásticas de Roma. Los eclesiásticos querían que la Sagrada Escritura, quedara exclusivamente en sus manos. Los traductores sufrían cárcel, llamas, torturas, y finalmente, el martirio. Hubo otro hombre de nombre

William Tyndale (1494-1536) que produjo secretamente otra traducción al inglés. Cuando se descubrió su obra, lo metieron a la cárcel, lo mataron y quemaron su cuerpo. Tales hombres amaban la palabra de Dios más que cualquier otra cosa, más que a su vida.

Durante el dominio comunista en Europa oriental, hubo creyentes en Cristo que se ocultaban por años porque imprimieron la palabra de Dios con máquinas muy sencillas de su propia fabricación.  A varios de sus colaboradores los descubrieron y los introdujeron a la prisión, otros copiaron las Escrituras, página por página, para entregar un texto claro y preciso a los que lo deseaban. Estos hombres y mujeres pensaban que la palabra de Dios, era su mayor tesoro.

También en nuestros días hay mu chas personas que arriesgan su vida para tener la Biblia y poder vivir según sus enseñanzas, todos ellos aceptaron el riesgo y el peligro porque el amor por la palabra de Dios era grande; aun menospreciando sus vidas. Es muy penoso saber que para muchos la lectura de la palabra se ha hecho una rutina, otros la leen superficialmente, y otros aún la menosprecian.

Dios te comunica su corazón a ti cuando lees en su Palabra. Dios quisiera hablar con cada uno de nosotros por medio de su Palabra, la Biblia; aunque nuestra vida no es nada más que “un vapor que es visible por un momento, y luego se disipa” (Santiago 4.14). Dios desea tener una estrecha relación con nosotros, deberíamos ser agradecidos y aceptar su oferta con humildad. Su Palabra nos inspira a hacer buenas obras, sus promesas nos animan, y nos consuelan en horas obscuras y tristes. Dios desea ser todo para nosotros.

La palabra de Dios es guía en nuestra vida. También nos encontrará en aquel lugar donde daremos cuentas a Dios por nuestra vida. “La palabra que he hablado, esa le juzgará en el último día” (Juan 12.48). Nunca deberíamos olvidar ese hecho. La Biblia es un mensaje maravilloso que nos muestra la grandeza de Dios.

Escudriñe la Palabra de Dios
Jesús dijo a los judíos que escudriñen la palabra de Dios, pues en ella piensan tener la vida eterna. Y así es. Pero algunos no querían entender que vino para darles vida eterna (Juan 5.39-40). La Biblia nos dice que el corazón busca a Dios, el Salvador. Es muy importante también que busquemos la influencia del Espíritu Santo para que nos ayude a entender la palabra de Dios.

En nuestra sociedad sigue prevaleciendo un agudo analfabetismo bíblico. Si no entendemos la Biblia, tampoco podemos conocer a Dios, y así no entenderemos las normas que Dios ha establecido para el bien de la raza humana. El hombre pasa en su tiempo libre con el internet, con discos, videos, y otras cosas. La Biblia es fundamental en tu vida.

Muchos cristianos desean un aviva-miento, y oran por ello. Necesitamos un avivamiento bíblico, un regreso a la palabra de Dios, para hacer su voluntad. La Palabra trabaja con el Espíritu Santo, y el Espíritu Santo con la Palabra revelada de Dios. Su Palabra es la guía segura hacia Dios, sólo él puede decirnos exactamente en su Palabra, lo que hemos de hacer.

Muchos sienten nostalgia por ver un tiempo de avivamiento espiritual. Necesitamos un despertar bíblico. La palabra de Dios nos da el entendimiento correcto por su Espíritu. El Espíritu Santo da a todos los que buscan el entender de la escritura, una visión clara y una interpretación correcta.

—Hans J. Dederscheck Viena, Austria


















© 2011 ConPoder.com · Powered by WordPress