“Yo estuve en el Infierno” – Testimonio

227
Anda y diles a los pastores, ancianos, diáconos, y a todos los que han oído la palabra que con Dios no se juega, por eso estamos aquí en el lugar más profundo del infierno porque nosotros conociendo la verdad no la guardamos.
“Anda y diles a los pastores, ancianos, diáconos, y a todos los que han oído la palabra que con Dios no se juega, por eso estamos aquí en el lugar más profundo del infierno porque nosotros conociendo la verdad no la guardamos.”

Esta es la visión que Dios me permitió ver:

Él me había puesto a trabajar en un ministerio y el Señor me mostró un monte muy alto, este era el monte de la santidad.

Me mostró como luchaba yo con el enemigo más este fue derrotado, porque en la cruz del calvario Jesucristo ya lo derroto.

Amigos pude ver que yo iba preparando el terreno y sembrando la palabra de Dios por encima de grandes pruebas ya que él estaba conmigo en todo momento.

Nunca trabaje con interés económico alguno en la obra de Dios y de esto se agrada Él, siempre que he predicado he hablado del poder y la unción del Espíritu Santo.

El Señor me dijo: “el Espíritu Santo es el abono para las plantas que no dan buenos frutos” Así háblales de la unción y el poder mas que se molesten y no les guste porque algunos no creen que soy Todopoderoso.

Seguía hablando la palabra del Dios, y muchos escuchaban y estaban gozosos llenos del Espíritu Santo.

Él me indicaba campos ya sembrada, pero no daban fruto y me dijo: “Son árboles vacíos” ¡”así son los que no tienen el poder del Espíritu Santo!” Es necesario que sean abonados como los campos, el abono es el Espíritu y el ingrediente son las oraciones de los santos.

El Señor me dijo: “Ya estoy cansado de ese tipo de creyentes inútiles que o trabajan como yo mando en mi palabra”

Estaba yo aun en aquel monte cuando Él me dijo ¡”Mira yo va a hacer que conozcas!” EL INFIERNO” donde van aquellos que no hacen mi voluntad y se burlan de mi palabra.” Porque el infierno es real aunque muchos no lo crean.

Después que me dijo esas palabras… de pronto apareció un aire y una columna de humo negro, las fuerzas del mal comenzaron a apoderarse de mí, y empecé a descender por un túnel espantoso que parecía ser el cráter de un volcán, y de pronto pude ver al diablo que venia detrás de mi yo luchaba desesperadamente por salir y cuanto más luchaba mas me empujaba y seguía cayendo por ese horrible túnel.

Me encontraba angustiado y desesperado en aquel momento no tengo palabras para describir lo que viví en aquel momento.

El Señor me dijo; “mira así es como descienden al infierno todos aquellos que no obedecen y no guardan mi palabra, aquellos que no se arrepienten porque en vida tienen oportunidad de hacerlo y no quieren.”!

De pronto llegue al final de aquel túnel al ver ese lugar me quede aun más aterrorizado… un lugar espantoso y desesperante.

Había leído en la Biblia que existe este lugar pero ahora yo mismo podía ver que el infierno es real.

En el momento que llegue al lugar sentí un calor desesperante, y vi fuego semejante a brasas de candela en la cual se pone la carne para asarla, fuego y ceniza había por todo aquel lugar terrible y espantoso.

Mi espíritu y mi alma estuvieron allí, y pude sentir eso ¡cómo el diablo agarra mi alma! Y me hizo acostar el fuego y me movía como si fuera carne en la brasa. Pude verme lleno de quemaduras de llagas y de gusanos.

Realmente ese lugar era lugar de tormento que habla la Biblia.

Mire que miles y millones de almas estaban allí quemándose en él fuego! Se quejaban y gritaban y no había quien les libre de ese castigo eterno.

Amigos y hermanos luego el Señor me dijo: “Mira hay otro lugar aquí que quiero que conozcas” en ese momento la puerta se abrió y el diablo me llevo al lugar más profundo del infierno, ¡entra aquí ¡ me dijo cuando entre vi que ese lugar era pero que el primero. Ese lugar era fuego abrasador, semejante al hierro cuando se funde y no pude resistir allí.

En el momento que entre la gloria de Dios vino sobre mí y me protegió para que mi alma no reciba ese fuego abrasador que había allí.

Amigos en ese lugar mire a miles y miles de almas que estaban siento atormentadas, llenas de llagas y gusanos en medio del fuego, desesperadas y angustiadas terriblemente porque no hay descanso, es el lugar  del crujir de dientes que habla la Biblia.

 Esto les va a sorprender a ustedes!

Muchos de los que estaba allí me miraron y se sorprendieron al verme que estaba en la misma condición que ellos, el diablo me dijo con furia: “ Mira ves estos aquí?” Y pude contemplar la cantidad inmensa que estaba en ese lugar.

Me dijo el diablo”: estos fueron pastores, diáconos, maestros, lideres ¿si ves donde vinieron a parar? Me mostró otro grupo de lamas y dijo ¿ves a estos? Conocieron la palabra de Dios y a donde vinieron.

“¿Vos quieres seguir adelante? Haré todo lo posible para que tu ministerio sea frustrado”

En ese momento el Señor me llena del Espíritu Santo y le dije al diablo: “si voy a seguir adelante en el ministerio” porque Dios me dijo un día: “ese ministerio será prosperado porque así yo lo quiero y no habrá ningún demonio que pueda destruirlo.”

Ese momento el diablo fue reprendido en el nombre de Jesús y hablando en lenguas me acerque al y se enojaba, batallaba, lleno de furia al oír lo que yo hablaba. Mientras esto ocurría algunos de ellos se acercaban  y me decían:

“Anda y diles a los pastores, ancianos, diáconos, y a todos los que han oído la palabra que con Dios no se juega, por eso estamos aquí en el lugar más profundo del infierno porque nosotros conociendo la verdad no la guardamos y no hicimos caso de su amor que tuvo con nosotros.

Uno de aquellos me dijo: “diles a todos los que puedas que existe un infierno un lugar de tormento eterno! Que este es un lugar verdadero.”

Otro me decía. “Ya no tengo esperanza pero ellos si pueden consagrarse a Dios para que no vengan a este lugar de tormento eterno.”

Mientras estas almas hablaban conmigo, el diablo se lleno de ira y comenzó a martirizares uno a uno ¡”callen”! – decía- ¡”no digan nada”! Ya que él era el amo y señor de todos y tiene que obedecerle y les maltrataba peor que a las bestias.

Otro me decía aquí se recibe el peor castigo por haber conocido todos estaban ansiosos por enviar mensajes a los que estamos con vida en este mundo.

Luego de conocer como es el infierno de todas las cosas que ahí me mostró el señor, me hablo y me dijo “vamos de este lugar” ya has visto con tus ojos como es el infierno como sufren las almas y el trato que el diablo les da en este lugar eso será por toda la eternidad.

Amigos y hermanos, de pronto comencé a salir de ese lugar, como humano he tratado de hacerles comprender pero fue distinto estar allí en ese lugar, no hay palabras para describirlo.

Nunca olvidare esa experiencia

Por el mismo túnel que había entrado comenzó a salir hasta que llegue al lugar donde estaba antes con el Señor, en la cima del monte de santidad.

Después de estas cosas el señor me hizo ver algo sorprendente, pude mirar como el diablo ataca a las personas y aun a los creyentes.

Él me dijo: ¡” mira así ataca el diablo”! anda y repréndelo  y el diablo atacaba muchas personas de pronto se convirtió en una serpiente y se deslizaba mordiendo a todos los que podía.

Yo fui y lo reprendí, oraba por esas personas y en ese momento él los dejaba pero iba buscando otras personas como león rugiente buscando a quien devorar.

Pude reconocer que el mismo diablo horrible y espantoso era el que había estado en el infierno.

Dios me hizo ver como el diablo ataca a las personas y se vuelven como locas y por eso es que nosotros tenemos esos malos momentos aun siendo cristianos porque la lucha no es contra ningún ser humano sino contra el diablo.

Ahí es cuando nosotros tenemos ira, enojo, celos, pleitos, envidia y desmayamos en el camino del señor.

El Señor me dijo ¡pero les he dado poder sobre el diablo! ¡Porque no se levantan y lo reprenden en mi nombre!

¡”Vivan en santidad y podrán hacerlo para que tengan una vida de victoria y no vivan derrotados. !”

Estoy llegando al final de mi testimonio algo más me hizo ver el Señor, cuando estaba en la cima del monte de la santidad. Estaba llegando la noche y me hizo ver que se acaba el tiempo.

La noche ya llega y son los últimos días que la iglesia del Señor esta Aquí en la tierra muy pronto será arrebatada al cielo.

Él me dijo: “siembra mi palabra porque soy poderoso para dar crecimiento y hacer que de fruto en breve tiempo.”

Tenía en mi mano la semilla del evangelio semejante a semilla de cilantro era el mana del cielo y me dijo: “así haré con mi palabra para que tenga un crecimiento rápido.”

Entonces un ángel estaba en el cielo y trajo un cántaro de agua se acerco donde mi y regó aquella agua en mi mano que tenia la semilla de las buenas nuevas del evangelio y pudre ver que al instante creció y dio fruto.

Me hablo y dijo: “así haré que pronto de fruto mi palabra porque ya no queda mucho tiempo.”

Solo faltaba que se cumpla el número de mis escogidos y la iglesia será levantada, deben siempre estar orando y velando, la iglesia será levantada en breve pero antes sucederá algo sorprendente e increíble.

El Señor mostrara su gloria a este mundo como nunca antes lo hizo dé tal manera que ocurrirá grandes señales y milagros que aun los incrédulos terminaran rindiéndose a los pies del señor.

La iglesia será prosperada en gran manera, Dios bendecirá la iglesia iberoamericana a tal punto que tendremos en abundancia, porque El tocara nuestros corazones y aprenderemos a dar para su obra. A través del pacto y la ofrenda sembraremos y la cosecha será abundante y el espíritu de pobreza será echado fuera! cosas  grandes tienen Dios para la iglesia… créelo.!

El Espíritu Santo de moverá como nunca antes y todos sus hijos tendrá la presencia del Señor, la religiosidad y el legalismo no existirá más.

“Testificales a cuantos puedas esto que te he mostrado y lo que he hablado. Los que son para mí creerán y van a tener que consagrarse al escuchar este testimonio. Y los que no son para mí no creerán lo que les testifiques.”

Segundo M. Lescano

Si tienes algún comentario, petición de oración, comunícate a:   segundolescano@conpoder.com